Apuntes sobre la obra de Padura.

En mayo de 2017 intenté sin éxito conversar con Leonardo Padura con el fin de escribir un texto para Álastor (un trabajo similar a nuestra experiencia junto a Javier Cercas en la edición del CAC 2016).

Luego de su negativa Padura ofreció responder un correo electrónico con algunas preguntas. Aunque nunca esperé un desenlace positivo, no podía dejar de intentarlo. Aquí reproduzco de forma integra dicho correo, es decir, unos cuantos lugares comunes y reflexiones personales sobre su obra.

*

El nombre de Leonardo Padura se relaciona con frecuencia a términos como relato policial o novela histórica. Una lectura más atrevida parece revelar un artificio mayor: detrás del andamiaje construido por la trama y las convenciones formales se sostiene un relato paralelo y universal: las obsesiones de un hombre por la ciudad en la que vive, el paso del tiempo, el envejecimiento, el fracaso de una generación. Esto me hace pensar que más allá del placer de una buena historia se esconde la intención de narrar una atmósfera compleja y desencantada. ¿La identidad del asesino es irrelevante?, ¿lo que realmente importa es su contexto y la sociedad en dónde ocurren los hechos?.

Inquieta también el abordaje de la realidad y la ficción en su obra. Usted mismo ha manifestado la voluntad de escribir novelas sometidas al más minucioso rigor histórico. Durante la lectura de la memoria de José Maria Heredia (incluida, de más está decirlo, en “la novela de mi vida”), bajé la guardia y consideré en todo momento su contenido como digno de confianza. Esta complicidad es, creo yo, ajena a las biografías. El lector entra en el juego de la subjetividad del relato, en una serie de pequeños detalles que acercan la historia de grandes hombres a su ordinaria vida. ¿Es ésta una de sus motivaciones al abordar personajes históricos?, ¿se trata de la búsqueda de la subjetividad en medio de la dureza de la realidad?, ¿existe el mismo placer en la investigación que en la escritura?, ¿sus lecturas se reducen entonces en materiales útiles para sus proyectos?.

Por otro lado usted se ha definido como un hombre independiente, un no militante lejos de cualquier fanatismo. Esto parece intuirse en una obra llena de matices y escalas de grises. La complejidad de la sociedad representada en sus escritos lo evidencia. ¿Esto la convierte, paradójicamente, en literatura comprometida?, ¿no con causas políticas o sociales, sino con sí misma y con la realidad de su autor?

Anuncios


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s